Happy birthday babe

Escrito por jmrh 10-04-2018 en birthday. Comentarios (0)

11 de abril, 11th of April, tu cumpleaños, your birthday. Hoy un día cualquiera, hace 22 años uno de los mejores días de mi vida y yo sin saberlo. Sólo me queda, a día de hoy, dar las gracias, por que hoy estés aquí, dar las gracias a todo lo que ha pasado, en tu vida, en la mía, para que hoy estés a mi lado, no físicamente, pero sí en mi corazón, como cada día. 

Hoy, puede, más que nunca triste, y a la vez feliz, de no poder estar a tu lado, aunque para ti sólo sea un día más, pero que haya un día al año en el que yo puedo celebrar que estás aquí, que llegaste a este mundo para llegar a mi, para mí es motivo suficiente para celebrar que es 11 de abril. Espero que este día , que se que no será excepcional en tu calendario, pero que lo pases lo mejor posible, pensando en todas las personas que se alegran de que este día ha llegado, que llegó, que llegaste.

Podría escribir mil blogs, mil entradas, para decirte lo que eres para mí, pero voy a intentar resumirlo en esta que te hago.

Voy a empezar por el principio, nuestro principio. Puede que nuestro principio no fuera muy bueno, porque no nos queríamos ni ver a veces, pero llegó el momento que tenía que llegar, en el que tu y yo, puede que no conscientemente, nos encontramos con los ojos, y dijimos ahora sí, esta sí, este es mi momento, aunque no hubiéramos mirado mil veces, pero no nos vimos bien hasta un día saltándonos las clases que tu y tu egocentrismo nato dijisteis que por qué no con ella, aunque no con pensamientos de llegar a nada. Aunque una y mil veces nuestro egos dijeran rotundamente que no. Esa nochevieja del 2013 nuestras bocas dijeron sí, y ahí empezó todo, empezaste tú, empecé yo, empezó nuestra historia, y aquí seguimos, a 11 de abril de 2018, diciendo sí y cada día sí, sí, sí. 

Y nuestra historia continuó, no como continúa una relación normalmente, pero por eso seguimos aquí, porque nunca fuimos, ni seremos, ni tendremos, una relación común. Tan complicada ha sido, como lo somos nosotros, tan especiales como lo que tenemos, algo que espero, no acabe nunca y podamos decirnos sí, mil y una veces más. Tantos errores como aciertos, tantos llantos y risas, que han llegado a formar un cariño mutuo que nunca habría podido imaginar compartir con alguien. 

Doy las gracias cada día por vivir un día más, un día más a tu lado, un día más avanzando como persona, avanzando junto a ti. Gracias por ayudarme a superar cada problema, cada escombro, cada complicación. Gracias por hacer todo lo posible con mi familia para volver a estar como estamos ahora, gracias por integrarme en tu familia cuando la mía me daba complicaciones y hacerme ver que estás, que estáis, que puedo apoyarme contigo y con tu familia. Gracias por soportarme cuando, posiblemente, nadie lo haría. Gracias por mirarme cuando ni yo me quería ver, gracias por creer en mi cuando yo ya me había dado por vencida. Gracias por hacer de amigo, de novio, de papá y de mama.

Gracias por darme tantos buenos momentos, gracias por ser completamente tu conmigo, gracias por esos pedos, por esas acciones de camarero cuando quiero algo de la cocina, gracias por venirte a dormir conmigo a la cama por las mañanas, gracias por esos abrazos, gracias por cansarme la cabeza, gracias por no parar de comentar una película cuando aún no ha acabado, gracias por tragarte mis ay ay ay cuando va a pasar algo en una serie que ya he visto. Gracias por venir a Albacete más de lo que podías cuando yo no quería moverme de aquí, gracias por esos buenos días de cada día, gracias por las buenas noches, gracias por andar conmigo por Madrid esos fines de semana, gracias por esas noches paseando en verano por el pueblo, gracias por acompañarme al polígono a echarme un piti. Gracias por esa complicidad en los momentos que tu y yo sabemos, por hacer que siempre sea especial.

Y en definitiva, gracias, gracias a la vida por traerte aquí, a mí, a crecer conmigo, a hacerme crecer junto a ti. 

Te quiero muchísimo, siempre nuestros.

Felicidades.